Unas palabras

Han pasado tantos números de este semanario que ya ni me acuerdo de las cuitas de los primeros tiempos, del suspenso que nos rodeaba y de las expectativas que abrigábamos. Hemos descubierto que los lectores –esa especie que algunos pesimistas consideraban extinguida- existían en el Perú y solicitaban nuestras páginas también desde el exterior. Ellos han hecho que esto dure y tenga futuro. Ellos han hecho posible que esta frágil aventura se convierta en una travesía segura en busca de la elusiva verdad. A ellos –a ustedes- nuestro agradecimiento. Gracias a su lectoría podemos subsistir a pesar del boicot publicitario. Nuestros lectores, en suma, son nuestros socios tácitos y nuestra razón para seguir luchando.

 

 

Portada

Pendegrama

Redes Sociales

Copyright © 2010 Hildebrandt en sus trece. Todos los derechos reservados.