¡Sálvese quien pueda!

El gobierno renuncia a toda autoridad y deja en manos de la desesperación y la informalidad la lucha contra el covid-19. Los especialistas que la gran prensa y la tele prostituida no entrevistan expresan su gran temor.

Esta es la “nueva normalidad” en el Perú: las Unidades de Cuidados Intensivos de hospitales públicos y clínicas privadas presentan una saturación del 90 %, mientras el virus continúa su marcha lenta, pero letal, según el Ministerio de Salud.

De 1,354 camas UCI a nivel nacional, sólo quedan disponibles 144 al cierre de esta edición, la mayoría en ciertas regiones del país que presentan una menor cantidad de pacientes graves.

LEER MÁS

Contenido

Matices
Urge una revolución
César Hildebrandt
"Nos han enfermado lentamente y ahora vivimos la plenitud de nuestra locura. Nos han hecho creer que es natural que las leyes las hagan los lobistas y que la meta de todos los gobiernos, más allá de los hombres furtivos que los encarnen, sea siempre la misma."

Lo que necesitamos es una revolución.

LEER MÁS

"Nos han enfermado lentamente y ahora vivimos la plenitud de nuestra locura. Nos han hecho creer que es natural que las leyes las hagan los lobistas y que la meta de todos los gobiernos, más allá de los hombres furtivos que los encarnen, sea siempre la misma."

Lo que necesitamos es una revolución.

LEER MÁS
Reportaje
Alerta roja en 7 regiones
Julio Rospigliosi
El drama se agudiza en el interior del país ante el aumento de contagios y el colapso del sistema de salud. En Tarapoto, por ejemplo, el porcentaje de muertes entre pacientes que requieren respiración mecánica es el 100%.

“Nos han traído 15 ventiladores mecánicos, pero sólo podemos utilizar seis porque no tenemos personal médico”, dice el doctor Julio César Albán, el único intensivista que el martes 30 de junio estaba de guardia en el Hospital Regional de Chimbote. A pesar de que los pacientes críticos han empezado a llegar con más intensidad en las últimas semanas, en este hospital sólo hay un intensivista de guardia por jornada. La carencia de personal explica, en parte, la alta tasa de letalidad (6,5%) que está ocasionando el coronavirus de Wuhán en esta región. Según cifras de la Dirección Regional de Salud, al cierre de esta edición el número oficial de infectados en Áncash asciende a 10,858 y el de fallecidos en los hospitales a 707.

LEER MÁS

El drama se agudiza en el interior del país ante el aumento de contagios y el colapso del sistema de salud. En Tarapoto, por ejemplo, el porcentaje de muertes entre pacientes que requieren respiración mecánica es el 100%.

“Nos han traído 15 ventiladores mecánicos, pero sólo podemos utilizar seis porque no tenemos personal médico”, dice el doctor Julio César Albán, el único intensivista que el martes 30 de junio estaba de guardia en el Hospital Regional de Chimbote. A pesar de que los pacientes críticos han empezado a llegar con más intensidad en las últimas semanas, en este hospital sólo hay un intensivista de guardia por jornada. La carencia de personal explica, en parte, la alta tasa de letalidad (6,5%) que está ocasionando el coronavirus de Wuhán en esta región. Según cifras de la Dirección Regional de Salud, al cierre de esta edición el número oficial de infectados en Áncash asciende a 10,858 y el de fallecidos en los hospitales a 707.

LEER MÁS
REPORTAJE
Salud, hermanitos
Alonso Ramos
El negocio de la salud supone, como paradigma, la “integración vertical”. Eso significa que hay grupos poderosos dueños de clínicas, centros de diagnóstico, aseguradoras, laboratorios y –si se puede– farmacias.

El negocio de las clínicas privadas es, en realidad, de poderosos grupos empresariales que operan como pulpos y acaparan uno de los pocos nichos de mercado al que nunca le faltan clientes. Estos holdings, además de los centros de salud, tienen aseguradoras, laboratorios, centros de diagnóstico y, en muchos casos, también farmacias. Se trata de un modelo conocido como “integración vertical”, que en muchos países está explícitamente prohibido. En Perú ni siquiera se debate la necesidad de ponerle coto, a pesar de las denuncias que acumulan las aseguradoras, las clínicas y las farmacias en el Indecopi. Según un informe de la consultora “Total Market Solutions”, en el 2018 diecisiete de las grandes clínicas instaladas en el país facturaron 1,825 millones de soles. El 2020 será, sin duda, su gran año.  

LEER MÁS

El negocio de la salud supone, como paradigma, la “integración vertical”. Eso significa que hay grupos poderosos dueños de clínicas, centros de diagnóstico, aseguradoras, laboratorios y –si se puede– farmacias.

El negocio de las clínicas privadas es, en realidad, de poderosos grupos empresariales que operan como pulpos y acaparan uno de los pocos nichos de mercado al que nunca le faltan clientes. Estos holdings, además de los centros de salud, tienen aseguradoras, laboratorios, centros de diagnóstico y, en muchos casos, también farmacias. Se trata de un modelo conocido como “integración vertical”, que en muchos países está explícitamente prohibido. En Perú ni siquiera se debate la necesidad de ponerle coto, a pesar de las denuncias que acumulan las aseguradoras, las clínicas y las farmacias en el Indecopi. Según un informe de la consultora “Total Market Solutions”, en el 2018 diecisiete de las grandes clínicas instaladas en el país facturaron 1,825 millones de soles. El 2020 será, sin duda, su gran año.  

LEER MÁS
Reportaje
SUNAFIL, la perfecta inutilidad
Ricardo Velazco
El gobierno de Vizcarra ha hecho lo que todos: favorecer a las empresas, proteger sus abusos y demostrar que la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral es un zombi inofensivo.

La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (SUNAFIL) se ha convertido en un apéndice que, de ser extirpado, nadie echaría de menos. Su inutilidad se resume en cifras: 722 inspectores laborales para fiscalizar 252,000 empresas. Un inspector por cada 5,661 trabajadores. Un tarifario de multas irrisorias y una larga lista de empresas con sanciones pendientes desde el 2015, entre ellas Backus y Banco de Crédito del Perú.      

LEER MÁS

El gobierno de Vizcarra ha hecho lo que todos: favorecer a las empresas, proteger sus abusos y demostrar que la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral es un zombi inofensivo.

La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (SUNAFIL) se ha convertido en un apéndice que, de ser extirpado, nadie echaría de menos. Su inutilidad se resume en cifras: 722 inspectores laborales para fiscalizar 252,000 empresas. Un inspector por cada 5,661 trabajadores. Un tarifario de multas irrisorias y una larga lista de empresas con sanciones pendientes desde el 2015, entre ellas Backus y Banco de Crédito del Perú.      

LEER MÁS
Reportaje
Compra dudosa
Ricardo Velazco
El gobierno gasta 10 y medio millones de soles en comprar hidroxicloroquina, un fármaco descartado, por peligroso, en varios países. El laboratorio favorecido es “AC Farma.”

El pasado 16 de junio el Ministerio de Salud adquirió 5’989,410 tabletas de hidroxicloroquina al laboratorio “AC Farma”. La compra supuso un desembolso de 10 millones y medio de soles. Lo llamativo es que el propio Ministerio de Salud reconoce que “existe un bajo nivel de evidencia” en la efectividad del medicamento. Hay países que, simplemente, lo han prohibido porque no hay ensayos científicos que demuestren su efectividad y sí pruebas suficientes de los riesgos coronarios que su uso puede implicar en la salud de los pacientes.   

LEER MÁS

El gobierno gasta 10 y medio millones de soles en comprar hidroxicloroquina, un fármaco descartado, por peligroso, en varios países. El laboratorio favorecido es “AC Farma.”

El pasado 16 de junio el Ministerio de Salud adquirió 5’989,410 tabletas de hidroxicloroquina al laboratorio “AC Farma”. La compra supuso un desembolso de 10 millones y medio de soles. Lo llamativo es que el propio Ministerio de Salud reconoce que “existe un bajo nivel de evidencia” en la efectividad del medicamento. Hay países que, simplemente, lo han prohibido porque no hay ensayos científicos que demuestren su efectividad y sí pruebas suficientes de los riesgos coronarios que su uso puede implicar en la salud de los pacientes.   

LEER MÁS
Reportaje
Murió esperando un avión
Julio Rospigliosi
Había una cama UCI esperándolo en Lima. Un avión de la Sanidad Policial lo trasladaría desde Arequipa el domingo. Lo que nadie previó es que el aeropuerto Rodríguez Ballón cerraba por la inmovilización. Murió aguardando aquel aterrizaje imposible.

El suboficial Luis Apaza Huillca (51) murió víctima del covid-19 la tarde del domingo 28 de junio, en Arequipa, mientras aguardaba la ambulancia aérea que lo debía traer a Lima. Aquí, en la capital, tenía una cama esperándolo en la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica Maison de Santé. De las coordinaciones del traslado se encargó el general Víctor Zanabria, jefe de la Región Policial de Arequipa, pero increíblemente en la institución nadie previó que en el aeropuerto Rodríguez Ballón hasta los controladores aéreos acatan la inmovilización del domingo. Y el traslado abortó sin siquiera despegar de la pista.

LEER MÁS

Había una cama UCI esperándolo en Lima. Un avión de la Sanidad Policial lo trasladaría desde Arequipa el domingo. Lo que nadie previó es que el aeropuerto Rodríguez Ballón cerraba por la inmovilización. Murió aguardando aquel aterrizaje imposible.

El suboficial Luis Apaza Huillca (51) murió víctima del covid-19 la tarde del domingo 28 de junio, en Arequipa, mientras aguardaba la ambulancia aérea que lo debía traer a Lima. Aquí, en la capital, tenía una cama esperándolo en la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica Maison de Santé. De las coordinaciones del traslado se encargó el general Víctor Zanabria, jefe de la Región Policial de Arequipa, pero increíblemente en la institución nadie previó que en el aeropuerto Rodríguez Ballón hasta los controladores aéreos acatan la inmovilización del domingo. Y el traslado abortó sin siquiera despegar de la pista.

LEER MÁS
Reportaje
Club de la estafa
Ana Briceño
Las “grandes tiendas” son las reinas del engaño: Saga Falabella, Ripley y Sodimac. Hay más de doce mil personas que pagaron por un producto que nunca recibieron mientras una funcionaria aboga, vergonzosamente, por las empresas implicadas en el fraude.

Raúl Sánchez Bravo necesitaba con urgencia un colchón para su bebé porque ya no cabía en la cuna de recién nacido. Como las tiendas estaban cerradas debido a la cuarentena, Sánchez eligió la página web de Saga Falabella para adquirir el colchón. “Compré uno marca Paraíso que me costó 388 soles”, cuenta. Hizo la transacción virtual el 21 de mayo y la empresa se comprometió en entregarle el producto siete días después. Pero el colchón jamás llegó.

LEER MÁS

Las “grandes tiendas” son las reinas del engaño: Saga Falabella, Ripley y Sodimac. Hay más de doce mil personas que pagaron por un producto que nunca recibieron mientras una funcionaria aboga, vergonzosamente, por las empresas implicadas en el fraude.

Raúl Sánchez Bravo necesitaba con urgencia un colchón para su bebé porque ya no cabía en la cuna de recién nacido. Como las tiendas estaban cerradas debido a la cuarentena, Sánchez eligió la página web de Saga Falabella para adquirir el colchón. “Compré uno marca Paraíso que me costó 388 soles”, cuenta. Hizo la transacción virtual el 21 de mayo y la empresa se comprometió en entregarle el producto siete días después. Pero el colchón jamás llegó.

LEER MÁS
Historias
Secuelas
Marita Yrigoyen
El covid-19 aprovecha el torrente sanguíneo para atacar todo lo que puede: pulmones, riñones, cerebro y hasta la estructura genética de las plaquetas. Es muy pronto para saber qué daños permanentes deja a quien llega a infectar.

Al tiempo que finalizaba la cuarentena en el Perú, 178,245 pacientes covid-19 habían sido dados de alta. Esto significa que están libres del mal, pero no que se hayan recuperado de los daños que el virus pudo ocasionarles. De hecho, muchos de ellos –todavía no hay cifras oficiales– han quedado con secuelas y los médicos aún no saben si serán reversibles. “Es una patología nueva y todavía no podemos saber el porcentaje de la afectación. Pero todos aquellos que han estado en una UCI salen al menos con una discapacidad transitoria. Lo que pasa es que, por falta de camas, cuando ya están mejorando, van a casa”, dice Jean Pierre Mendoza, especialista en Medicina Física y Rehabilitación del Sistema Cardiorrespiratorio del Hospital de Emergencias de Villa El Salvador.

LEER MÁS

El covid-19 aprovecha el torrente sanguíneo para atacar todo lo que puede: pulmones, riñones, cerebro y hasta la estructura genética de las plaquetas. Es muy pronto para saber qué daños permanentes deja a quien llega a infectar.

Al tiempo que finalizaba la cuarentena en el Perú, 178,245 pacientes covid-19 habían sido dados de alta. Esto significa que están libres del mal, pero no que se hayan recuperado de los daños que el virus pudo ocasionarles. De hecho, muchos de ellos –todavía no hay cifras oficiales– han quedado con secuelas y los médicos aún no saben si serán reversibles. “Es una patología nueva y todavía no podemos saber el porcentaje de la afectación. Pero todos aquellos que han estado en una UCI salen al menos con una discapacidad transitoria. Lo que pasa es que, por falta de camas, cuando ya están mejorando, van a casa”, dice Jean Pierre Mendoza, especialista en Medicina Física y Rehabilitación del Sistema Cardiorrespiratorio del Hospital de Emergencias de Villa El Salvador.

LEER MÁS
Reportaje
Siempre libre
Carlos Portugal
Es un delincuente avezado que, como tantos, se libró de una detención preventiva gracias a la negligencia de un fiscal. Una vez suelto, se dedicó a lo suyo y secuestró a una adolescente de 15 años. Esta es la historia de Pedro Izquierdo Ramos, alias “Culo Verde”.

El pasado miércoles 10 de junio Pedro Izquierdo Ramos (24) le escribió a Jenny Farías Canales (38) por guasap para decirle que tenía secuestrada a su hija “Karla”, de 15 años. La adolescente llevaba dos días desaparecida y en la comisaría se habían negado a aceptar la denuncia.

LEER MÁS

Es un delincuente avezado que, como tantos, se libró de una detención preventiva gracias a la negligencia de un fiscal. Una vez suelto, se dedicó a lo suyo y secuestró a una adolescente de 15 años. Esta es la historia de Pedro Izquierdo Ramos, alias “Culo Verde”.

El pasado miércoles 10 de junio Pedro Izquierdo Ramos (24) le escribió a Jenny Farías Canales (38) por guasap para decirle que tenía secuestrada a su hija “Karla”, de 15 años. La adolescente llevaba dos días desaparecida y en la comisaría se habían negado a aceptar la denuncia.

LEER MÁS
Reportaje
Médico generoso
Carlos Portugal
El doctor Jorge Rebaza Neira está bajo sospecha en el Ministerio Público. Algunos de los certificados que expidió y que sirvieron para liberar a delincuentes presuntamente enfermos resultaron, para usar palabras de Mark Twain, por lo menos exagerados.

Luis Acevedo Paredes (37), alias “Pato”, fue capturado por la Policía por sus vínculos con una feroz organización criminal trujillana apodada “Imperio Romano”. Junto a sus compinches, “Pato” se dedicaba al robo, la extorsión y el secuestro. Las pruebas acumuladas por el Ministerio Público fueron suficientes para que, en junio del 2019, el Poder Judicial ordenara su ingreso al penal El Milagro, de Trujillo, a la espera de juicio. El 18 de junio de este año se celebró la audiencia donde se debía decidir si se prorrogaba o no su estancia en el penal. Y “Pato” aprovechó la oportunidad para presentarse ante el juez con un as bajo la manga. El médico del penal, Jorge Rebaza Neira (43), había emitido un parte médico que certificaba que tenía covid-19. 
El fiscal sospechó que el documento era fraudulento. Así que pidió  un receso en la audiencia y consultó directamente con el penal. Los funcionarios del INPE confirmaron que “Pato” se había sometido a una prueba rápida para covid-19 y que el resultado había salido negativo. Informado sobre el documento fraguado, el juez dispuso que continuara en prisión. Inmediatamente se ordenó una investigación al médico Jorge Rebaza, cuya firma aparecía en el reporte del falso positivo. 
Así se descubrió que no era la primera vez que el médico le echaba una mano a los presos del penal firmando certificados “liberadores”. El 8 de mayo había hecho lo mismo en otro informe. En aquella ocasión ayudó a salir del penal a Roger Vargas Rodríguez (60), sindicado como miembro de “La Mafia de los Títulos”, una banda trujillana que vendía títulos magisteriales bamba. En esta ocasión Rebaza señaló que el preso padecía “diabetes mellitus”. El Poder Judicial se comió el cuento.
El médico Rebaza, hoy separado del INPE, está bajo la mira de la Fiscalía Anticorrupción de La Libertad, que se encuentra investigando 50 informes médicos que llevan su firma. 

LEER MÁS

El doctor Jorge Rebaza Neira está bajo sospecha en el Ministerio Público. Algunos de los certificados que expidió y que sirvieron para liberar a delincuentes presuntamente enfermos resultaron, para usar palabras de Mark Twain, por lo menos exagerados.

Luis Acevedo Paredes (37), alias “Pato”, fue capturado por la Policía por sus vínculos con una feroz organización criminal trujillana apodada “Imperio Romano”. Junto a sus compinches, “Pato” se dedicaba al robo, la extorsión y el secuestro. Las pruebas acumuladas por el Ministerio Público fueron suficientes para que, en junio del 2019, el Poder Judicial ordenara su ingreso al penal El Milagro, de Trujillo, a la espera de juicio. El 18 de junio de este año se celebró la audiencia donde se debía decidir si se prorrogaba o no su estancia en el penal. Y “Pato” aprovechó la oportunidad para presentarse ante el juez con un as bajo la manga. El médico del penal, Jorge Rebaza Neira (43), había emitido un parte médico que certificaba que tenía covid-19. 
El fiscal sospechó que el documento era fraudulento. Así que pidió  un receso en la audiencia y consultó directamente con el penal. Los funcionarios del INPE confirmaron que “Pato” se había sometido a una prueba rápida para covid-19 y que el resultado había salido negativo. Informado sobre el documento fraguado, el juez dispuso que continuara en prisión. Inmediatamente se ordenó una investigación al médico Jorge Rebaza, cuya firma aparecía en el reporte del falso positivo. 
Así se descubrió que no era la primera vez que el médico le echaba una mano a los presos del penal firmando certificados “liberadores”. El 8 de mayo había hecho lo mismo en otro informe. En aquella ocasión ayudó a salir del penal a Roger Vargas Rodríguez (60), sindicado como miembro de “La Mafia de los Títulos”, una banda trujillana que vendía títulos magisteriales bamba. En esta ocasión Rebaza señaló que el preso padecía “diabetes mellitus”. El Poder Judicial se comió el cuento.
El médico Rebaza, hoy separado del INPE, está bajo la mira de la Fiscalía Anticorrupción de La Libertad, que se encuentra investigando 50 informes médicos que llevan su firma. 

LEER MÁS
Opinión
Bizancio la Dorada
Victor Hurtado Oviedo
"César Abraham Vallejo Mendoza es un universitario provinciano a quien la capital ha recibido con una pobreza entregada a los detalles, y lo malo de la pobreza es que siempre da lo que le falta. Muchos años después, otro poeta ―Juan Gonzalo Rose― dijo de sí mismo una sentencia que pudo ser la biografía limense de Vallejo: 'No estoy elegante, pero estoy triste'."

En 1918, el joven César Vallejo se disuelve en la niebla de Lima. Ha caído desde la luz poderosa de los Andes hasta un litoral de garúa y neblina como quien vuela del Sol a la otra cara de la Luna. En los nublados de todos los días, el poeta acaba de aprender que el cielo de Lima fue pintado por Juan Gris. César Abraham Vallejo Mendoza es un universitario provinciano a quien la capital ha recibido con una pobreza entregada a los detalles, y lo malo de la pobreza es que siempre da lo que le falta. Muchos años después, otro poeta ―Juan Gonzalo Rose― dijo de sí mismo una sentencia que pudo ser la biografía limense de Vallejo: “No estoy elegante, pero estoy triste”.

LEER MÁS

"César Abraham Vallejo Mendoza es un universitario provinciano a quien la capital ha recibido con una pobreza entregada a los detalles, y lo malo de la pobreza es que siempre da lo que le falta. Muchos años después, otro poeta ―Juan Gonzalo Rose― dijo de sí mismo una sentencia que pudo ser la biografía limense de Vallejo: 'No estoy elegante, pero estoy triste'."

En 1918, el joven César Vallejo se disuelve en la niebla de Lima. Ha caído desde la luz poderosa de los Andes hasta un litoral de garúa y neblina como quien vuela del Sol a la otra cara de la Luna. En los nublados de todos los días, el poeta acaba de aprender que el cielo de Lima fue pintado por Juan Gris. César Abraham Vallejo Mendoza es un universitario provinciano a quien la capital ha recibido con una pobreza entregada a los detalles, y lo malo de la pobreza es que siempre da lo que le falta. Muchos años después, otro poeta ―Juan Gonzalo Rose― dijo de sí mismo una sentencia que pudo ser la biografía limense de Vallejo: “No estoy elegante, pero estoy triste”.

LEER MÁS
Opinión
Balance de las Américas
Pedro Francke
"La tendencia en nuestro continente, además, es desfavorable. Los tres países más poblados -Estados Unidos, Brasil y México- están en una dinámica de aumento de casos, en Estados Unidos con el agravante de que se trata de una segunda ola que, por su magnitud, parece un tsunami."

Un balance a medio año de la pandemia, aun uno preliminar, muestra claramente que el continente más golpeado es América, en sus dos partes: los Estados Unidos de Norteamérica y Latinoamérica. Algunos datos: el país con más casos de Covid-19 en el mundo es Estados Unidos, llegando a los 2 millones 750 mil casos, le sigue Brasil con un millón y medio. Todo el continente pasó los 5 millones de casos. Medido por millón de habitantes, en América hay en promedio 15 veces más casos que en el resto del mundo. Si nos fijamos en la mortalidad, Estados Unidos ya pasó los 130 mil muertos y el continente el cuarto de millón, y eso que en varios países como Perú, México y Brasil hay muchos fallecidos por Covid-19 que no han sido contabilizados oficialmente.

LEER MÁS

"La tendencia en nuestro continente, además, es desfavorable. Los tres países más poblados -Estados Unidos, Brasil y México- están en una dinámica de aumento de casos, en Estados Unidos con el agravante de que se trata de una segunda ola que, por su magnitud, parece un tsunami."

Un balance a medio año de la pandemia, aun uno preliminar, muestra claramente que el continente más golpeado es América, en sus dos partes: los Estados Unidos de Norteamérica y Latinoamérica. Algunos datos: el país con más casos de Covid-19 en el mundo es Estados Unidos, llegando a los 2 millones 750 mil casos, le sigue Brasil con un millón y medio. Todo el continente pasó los 5 millones de casos. Medido por millón de habitantes, en América hay en promedio 15 veces más casos que en el resto del mundo. Si nos fijamos en la mortalidad, Estados Unidos ya pasó los 130 mil muertos y el continente el cuarto de millón, y eso que en varios países como Perú, México y Brasil hay muchos fallecidos por Covid-19 que no han sido contabilizados oficialmente.

LEER MÁS
Opinión
El gran reseteo económico de Davos
Daniel Espinosa
"Los planes de Davos son una luz al final del túnel para las élites capitalistas del mundo, parte de un sistema vertical en el que entidades como el Foro Económico Mundial y sus principales representantes llevan la batuta."

“Debemos construir bases completamente nuevas para nuestros sistemas económicos y sociales…”

LEER MÁS

"Los planes de Davos son una luz al final del túnel para las élites capitalistas del mundo, parte de un sistema vertical en el que entidades como el Foro Económico Mundial y sus principales representantes llevan la batuta."

“Debemos construir bases completamente nuevas para nuestros sistemas económicos y sociales…”

LEER MÁS
EDICIÓN 496, NÚMERO 11
El gobierno renuncia a toda autoridad y deja en manos de la desesperación y la informalidad la lucha contra el covid-19. Los especialistas que la gran prensa y la tele prostituida no entrevistan expresan su gran temor
Suscribirme ahora
EDICIÓN 496, NÚMERO 11
El gobierno renuncia a toda autoridad y deja en manos de la desesperación y la informalidad la lucha contra el covid-19. Los especialistas que la gran prensa y la tele prostituida no entrevistan expresan su gran temor
Suscribirme ahora